finestra
En esta imagen se puede observar una ventana con, únicamente, el vidrio de una hoja laminado; y el otro vidrio sin laminar. Como se puede apreciar, en el vidrio no laminado, los rallos del sol entran directamente en la estancia, aumentando la temperatura interior, y lo que eso conlleva (aumento del consumo de energía, descoloramiento del mobiliario...). Mientras que en el vidrio laminado los rallos del sol rebotan y hacen que la temperatura de la estancia se mantenga y se mejore el confort interior.
enrera
ambient